Receta de borrachuelos, dulce tradicional

Inicio/Recetas/Recetas de pasteles y galletas/Receta de borrachuelos, dulce tradicional

Receta de borrachuelos, dulce tradicional

Hace poco os hablaba de Jamie Oliver, que ha venido a Andalucía a ver cómo se hacen estos dulces típicos, de manos de unas abuelitas. Como no tenía publicados en el blog, os dejo mi receta de borrachuelos, dulce tradicional, tal como se preparan en Málaga. Aunque los más frecuentes son los rellenos de cidra, cabello de angel, yo prefiero los rellenos de dulce de batata (boniato), más ligeros. Este es el postre que preparamos en nuestro Curso de Cocina Tradicional Malagueña.

Antes era normal hacerlos en casa, sobre todo en Navidad y Semana Santa, para toda la familia, y aunque en los pueblos se sigue conservando la costumbre, en la ciudad se suelen comprar ya preparados en las panaderías y confiterías de barrio. Recuperemos esta buena costumbre, aunque tienen algo de trabajo, merece la pena. El término “borrachuelo” deriva del vino que lleva la masa, que emborracha el dulce.

Ingredientes, para 8-10 personas

Para la masa de los borrachuelos: 150 cc. aceite de oliva, 100 cc. vino blanco, 1 cucharada de anís seco, 2 cucharadas de zumo de naranja, 1 cucharada de semillas de sésamo (ajonjolí), 1 cucharadita de anises (matalahúga), pizca de canela molida, 300 gr. miel, 50 gr. azúcar glas, 500 gr. harina.

Para el relleno: 250 gr. batatas, 150 gr. azúcar, 1 yema de huevo, 1 cucharadita de canela molida.

Elaboración

Cuece las batatas en agua hasta que queden tiernas. Escurre, pela y tritura la pulpa obtenida. Pasa la pulpa a un cazo antiadherente y cuece a fuego lento con al azúcar, removiendo con una espátula para que no se agarre. A lo pocos minutos, añade la yema y acaba la cocción otro poco. Aparta y mezcla con la canela molida. Deja enfriar.

Fríe el aceite con una cáscara de naranja, hasta que quede muy tostada. Aparta del fuego y añade los anises y el ajonjolí. Deja templar.

Mezcla en un recipiente amplio el aceite templado, el vino, dos cucharadas de zumo y la cáscara rallada de una naranja, la canela molida y el anís seco. Mezcla bien y añade la harina poco a poco hasta que quede una masa fina no muy dura, que debe amasarse un rato para que quede ligera. Usa las manos bien limpias para amasar.

Prepara pequeñas bolas de masa, y aplasta con el rodillo sobre la mesa enharinada ligeramente. Rellena con una cucharadita de dulce de batata, dobla formando una especie de empanadilla con el relleno en el interior y sella apretando los bordes con un tenedor. Procura que no queden muy grandes.

Fríe los borrachuelos en aceite bien caliente, hasta que se doren. Escurre y reserva.

Calienta la miel con cuatro cucharadas de agua en un cazo y deja que rompa a hervir. Se aparta y se van pasando los borrachuelos por la miel, en caliente. Se pasan luego por azúcar glas y se sirven. Es mejor dejarlos enfriar para que estén más crujientes. Esta receta de borrachuelos, dulce tradicional, se conservan muy bien durante una semana, si se guardan en un tupper o recipiente hermético.

12 Comentarios

  1. Pepekitchen 6 Mayo 2010 en 13:05

    Gracias, Eva, tienen tarea, pero es que están tan ricos 🙂

  2. Miriam/El invitado de invierno 6 Mayo 2010 en 13:41

    Jolín, nunca los he probado, tienen muy buena pinta!

  3. eva 6 Mayo 2010 en 12:56

    menuda delicia!!!

  4. Pepekitchen 6 Mayo 2010 en 16:21

    Hola! Pues no sería mala idea, gracias por la idea !!

  5. Olimpia 6 Mayo 2010 en 16:06

    Cuando acabes con los cursos de comida oriental deberías hacer uno de dulces típicos, seguro que es un éxito. Así no se pierden las viejas costumbres de hacer los dulces en casa.

    Saludos.

  6. FuturoBloguero 6 Mayo 2010 en 17:12

    Pues sí que tienen buen aspecto, y aunque lleven algo de tarea, me han gustado mucho. Vale la pena intentarlo y lo has dejado muy claro y muy bien explicado. Nos animaremos ha hacerlos. Parecen geniales, nunca los he probado, lo cual no puede quedar así…

  7. MAri Angeles 7 Agosto 2010 en 1:00

    Estaban riquísimos, y no eran difíciles de hacer. Yo nunca los había hecho, y me resultaron muy fáciles y además muy divertido. Tampoco me gustaban mucho los borrachuelos, y éstos me cautivaron. ESte invierno prometo hacerlos.
    Yo estoy con Olimpia, porque me gusta mucho preparar dulces en casa, y hago lo que puedo. Algunos me salen mejor, otros peor y otros ni lo intento. Tengo muchos recuerdos y gratos de cuando estaba en Jaén y hacíamos alfajor con mi tía, o gusanillos, o magdalenas en Granada…

  8. Bockerona 30 Octubre 2010 en 22:54

    uff madre mia, esa receta me trae recuerdos de mi abuela, que se ponia con una palangana enorme que usaba para hacer las masas de los dulces y las empanadillas de batata eran mi delirio y los siguen siendo pero al morir mi abuela se perdió la costumbre.
    llevamos otro ritmo de vida completamente distinto y hay que sacar tiempo para estas cosas
    con esto me acuerdo de Alora *___________* pues son tradicionales de allí
    a mi las de cabello de angel que venden no me gustan, estas son las mejores 😀
    *¬* se me cae la baba xD

  9. Pepekitchen 30 Octubre 2010 en 23:01

    Graciassss, a mi me pasa lo mismo, me recuerda mi infancia, cuando se hacían en casa, en el lebrillo, con los puños, de toda la vida…

    Y sí, prefiero los de batata, aunque los rellenos de cidra están muy ricos también 🙂 Pronto haremos un taller en navidad y esta será una de nuestras recetas estrellas.

    Un abrazo.

  10. luciaubeda 20 Diciembre 2010 en 20:04

    estan que dan envidia

  11. mercedes 17 Agosto 2014 en 13:07

    se frien verdad? creo q no lo has puesto .deben estar de luxe.gracias

  12. Pepekitchen 17 Agosto 2014 en 17:26

    Sí, lo pone al final de la receta, se fríen y luego se rebozan con miel y azúcar.

Deje su comentario