Moules au vin blanc, mejillones al vino blanco, receta tradicional belga

Inicio/Recetas/Recetas de pescados y mariscos/Moules au vin blanc, mejillones al vino blanco, receta tradicional belga

Moules au vin blanc, mejillones al vino blanco, receta tradicional belga

Esta es una de las especialidades que más nos ha gustado en nuestro reciente viaje por Bélgica. Los mejillones de estas tierras son muy sabrosos, más pequeños que los que acostumbramos a comer de Galicia, y proceden de las zonas costeras belgas. Los Moules au vin blanc, mejillones al vino blanco, receta tradicional belga, se sirven casi en cualquier restaurante por todo el país.

Para prepararlos se suele usar una olla especial con asas y tapa abombada, que sirve para servirlos además en la mesa. La tapa además nos servirá para ir poniendo las conchas.  El mismo día de nuestra vuelta de Bruselas he encontrado esta olla especial en las ofertas del Lidl, aunque cualquier cazuela con tapa nos servirá igualmente. Como curiosidad, decir que la costumbre es comerlos usando como pinzas una de las conchas de los mejillones.

En muchos restaurantes típicos, como en Chez Leon de Bruselas, en rue des Bouchers, tienen un menú tradicional que incluye cerveza belga y una olla de mejillones por persona, con patatas fritas a demanda. En la mayoría de los restaurantes se sirven además con diferentes recetas, muy ricos los mejillones con salsa de champiñones y nata, o los mejillones  con salsa de curry suave.

Ingredientes, 2 personas

2 kgr. mejillones, 2 cebollas, un tallo de apio, 200 cc. vino blanco seco, pimienta negra, 30 gr. mantequilla.

Elaboración

Es un plato muy sencillo y fácil de preparar. Primero debemos lavar bien los mejillones, quitando las barbas con un cuchillo, y desechando los que tengan la concha rota.

Se colocan los mejillones en una cazuela grande. Añade el apio y la cebolla, picados muy finos. Adereza con un golpe de pimienta molida y riega con el vino blanco. Tapa la cazuela y calienta a fuego vivo hasta que se abran los mejillones.

Añade entonces la mantequilla, remueve la olla varias veces y sirve al momento estos deliciosos mejillones al vino blanco, receta tradicional belga. Normalmente se acompañan de las frites, patatas fritas muy crujientes típicas, que a veces se pueden servir con mayonesa. Según me cuenta un amigo belga, las frites tradicionales todavía se siguen friendo en algunos lugares con una mezcla de aceite y grasa de vaca que les da ese sabor tan especial. Cuando los hago en casa me gusta mezclar un poco de mayonesa con mostaza de Dijon, o bien usar la Dijonnaise, una crema de mostaza muy suave.

9 Comentarios

  1. Tengo un horno y se como usarlo 30 Agosto 2010 en 13:04

    Umm, mejillones con patatas fritas. Qué recuerdos de los viajes a Bruselas. A mí la Dijonese también me encanta.
    Un plato delicioso.
    Felicidades.

  2. Pepekitchen 30 Agosto 2010 en 15:24

    Hola!

    Gracias, sí, me encantan estos platos tan sencillos 🙂

    Un saludo

  3. Maria Jose-Dit i Fet 30 Agosto 2010 en 16:24

    Los mejillones me gustan muchisimo, me gustan tanto que me compro solo para mi cena porque en casa no apasionan tanto…la proxima vez probare tu receta y cerrare los ojos pensando que estoy de voyage 😉 un abrazo

  4. Pepekitchen 30 Agosto 2010 en 16:52

    Sí, a mi me encantan, y además es una comida sana y ligera. La verdad es que lo mejillones belgas son muy sabrosos. Yo he conseguido la ollita esta especial en el Lidl y estoy encantado, ahora me falta encontrar el secreto de las frites..difícil conseguir esta textura y sabor.

    Un abrazo.

  5. Belén - Cocinar para dos 30 Agosto 2010 en 20:03

    Tengo pendiente de publicar una receta de Luxemburgo que me dio mi cuñado y que es muy parecida y al final se le añade nata! 😀

    Me encantan los mejillones en todas sus versiones!! 🙂

  6. jantonio 30 Agosto 2010 en 20:42

    estos tienen que estar riquísimos, también he oído hablar de los de nata. Los mejillones es que son muy agradecidos.
    Un saludo. Ah, hace unos días publique unas pizzitas de mejillones, también ricas.

  7. Ilse 1 Septiembre 2010 en 16:58

    unos comentarios (de parte de una belga!) :
    * la receta de mejillones más tradicional no contiene vino blanco, tampoco cerveza (hay versiones con cerveza blanca y con una cerveza rubia fuerte como la Westmalle triple), sino es la de “moules marinières” o “mosselen in pot op visserswijze” con verdura (apio-puerro-cebolla- a veces una zanahoria);
    * los mejillones NO vienen de las costas belgas, sino son de roca y la mayoria viene de “Zeeuws-Vlaanderen”=Flandes zelandes en Holanda! Las conchas de estos mejillones son más pequeñas que las de los gallegos, pero suelen contener mejillones relativamente más grandes (casi el mismo tamaño), y este hecho es realmente fundamental para un aficionado (a los mejillones) belga!
    Saludos,
    Ilse

  8. Pepekitchen 1 Septiembre 2010 en 18:27

    Hola!

    Muchas gracias por tus comentarios, está bien saberlo.

    Un saludo.

  9. Rosma 13 Abril 2011 en 21:09

    Gracias por la recta soy mexicana y encontre mejillones esto prodrá revivir recuerdos de nuestros viajes c’est délicieux, los prepararé y daré i comentario

Deje su comentario