Gulash o goulash húngaro, receta de estofado tradicional

Inicio/Recetas/Recetas de carnes/Gulash o goulash húngaro, receta de estofado tradicional

Gulash o goulash húngaro, receta de estofado tradicional

Gulash húngaro © José Maldonado

Gulash húngaro © José Maldonado

El gulash o goulash es un plato tradicional de Hungría, casi el plato nacional, aunque en todos los Balcanes se elabora en diversas variantes. En su origen era un plato muy pobre, a base de cebollas, carne de vaca, manteca y paprika (pimentón húngaro), que se estofan a fuego lento. La versión que he preparado es muy tradicional, e incluye pimientos, patatas, alcaravea y unas pequeñas albóndigas de harina, de acompañamiento, aunque también se acompaña bien con arroz hervido.

Es importante usar un pimentón de calidad, si no es paprika húngaro usaremos una mezcla de pimentón dulce y picante, si te gusta un toque picante, aunque el plato tradicional no es nada picante.

Tiempo de elaboración: 2 horas
Raciones: 8
Dificultad: Fácil
Coste: 9 euros

Ingredientes

Un kgr. carne de vacuno, en dados gruesos, 40 gr. manteca de cerdo (o aceite), 2 cebollas, un diente de ajo, una cucharadita de alcaravea (o cominos, si no la encuentras), sal, una cucharada de paprika o pimentón dulce, 2 litros de agua (o caldo ligero de carne), un tomate maduro, 2 pimientos verdes, 500 gr. patatas.

Para las albóndigas: un huevo, 4 cucharadas de harina, pizca de sal.

Elaboración

Derrite la manteca en una cazuela de fondo grueso, y saltea la cebolla picada a fuego lento. No hay que dejar que se doren, sólo que cojan algo de color. Añade entonces la carne salpimentada, mejor cortada en dados gruesos de 2 cms., removiendo al fuego durante 10 minutos, hasta que se dore.

Calienta el agua o caldo en un cazo aparte. Es mejor usar agua, al ser un plato muy pobre en su origen.

Machaca en el mortero el ajo pelado con la alcaravea (o cominos) y un poco de sal gruesa. Aparta la cazuela del fuego cuando la carne esté dorada, añade la mezcla de ajo y alcaravea, y el pimentón. Remueve rápidamente con una cuchara de madera, sin dejar que se queme el pimentón. Esto es fundamental, ya que amargaría y estropearía el plato. Cubre al momento con el agua caliente. Nunca debe ponerse agua fría, ya que endurecería la carne.

Tapa la olla y deja cocer a fuego lento una hora, tiempo que puede ser variable, dependiendo de la dureza de la carne. En este punto añade al guiso el tomate pelado y troceado, el pimiento verde sin semillas y cortado en anillos, y un poco de sal. Añade algo de agua, si hiciera falta,hasta que tenga la consistencia de una sopa, tapa y deja cocer a fuego lento otros 30 minutos.

Añade ahora las patatas. en dados de 2 cms., y acaba la cocción hasta que las patatas queden tiernas y la carne en su punto, tierna pero sin deshacerse.

Gulash húngaro © José Maldonado

Gulash húngaro © José Maldonado

Ya al final de la cocción prepara las albóndigas mezclando la harina el huevo y la sal, amasando pequeñas albóndigas que dejaremos caer en el guiso, dejando cocer un par de minutos apenas.

Degustación

Sirve bien caliente el goulash o gulash húngaro, receta de estofado tradicional, en platos soperos o cuencos, con su guarnición de albóndigas. Si quieres también se puede servir con arroz hervido. Personalmente me gusta tomarlo con cerveza, que armoniza bien con el intenso sabor de este plato.

6 Comentarios

  1. Inma 19 Septiembre 2009 en 17:56

    Interesante receta Pepe, mañana pensaba hacer un guiso de ternera pero al ver ésta receta ya se me ha antojado el Goulash con esas albondigas de harina. Ya te contaré como me han salido.

    Un beso 🙂

  2. Miriam/El invitado de invierno 21 Septiembre 2009 en 11:13

    Me encanta el goulash, yo lo hago de vez en cuando. Además aún me queda paprika húngara de un saquito que me trajo mi marido una vez que estuvo en un congreso en Budapest…

  3. Pepekitchen 21 Septiembre 2009 en 11:21

    Me alegro os guste, es uno de mis platos favoritos. Y si es con paprika auténtico mejor 🙂

    Un abrazo.

  4. Inma 21 Septiembre 2009 en 11:52

    Pepe, el Goulash me saliò buenisimo!!!. Aqui se apetecen cada vez mas estos platos calentitos.

    Un saludo a todos!!! 🙂

  5. Andres 23 Septiembre 2009 en 18:44

    Este fin de semana cae. Bueno, la receta no tiene nada que ver con un “goulash” que hacía una conocida… por supuesto me quedo con esta.

    Muchas gracias, te contaré qué tal queda.

    ¡Saludos!

  6. Pepekitchen 23 Septiembre 2009 en 19:41

    Ya me contarás, Andrés. Hombre, es como todo, hay muchas versiones de estos platos tradicionales. En caso de duda yo siempre procuro ir a lo más fiable, las versiones más antiguas, seguro que ya nadie le pone las albóndigas estas de harina ni nada..pero bueno.

    Un abrazo 🙂

Deje su comentario