Blanqueta de ternera, receta ligera

Inicio/Recetas/Recetas de carnes/Blanqueta de ternera, receta ligera

Blanqueta de ternera, receta ligera

blanqueta de ternera 1

A partir de cierta edad los kilos se acumulan sin compasión, así que he vuelto de nuevo a intentar perder peso. Claro que la dieta no es milagrosa, además hay que hacer ejercicio físico, pero comer de forma equilibrada y sana es muy importante, estés o no a dieta. Estoy poniendo a prueba mis platos favoritos, aligerándolos al máximo pero sin renunciar a todo el sabor.

Este es el caso de un clásico francés que me encanta, la blanqueta de ternera, un sencillo estofado cuya originalidad consiste en una doble cocción. En la primera fase la carne se cocina con verduras, como para hacer un fondo, hasta que queda muy tierna. y la segunda cocción se realiza con parte de ese mismo fondo, colado, y el añadido de champiñones, un poco de nata y mostaza Dijon. Delicioso.

Para conseguir un plato mucho más ligero que el original, sustituimos la nata por leche evaporada, con mucha menos grasa (yo uso la marca Ideal con un 9% de materia grasa), y prescindimos totalmente de mantequilla y otras grasas, usadas habitualmente para saltear los champiñones y otras verduras que se añaden al plato.

Ingredientes

500 gr ternera cortada en dados, para estofado, 1,2 litros de agua, 1 cucharada de sal marina, 2 zanahorias, 3 ramas de apio, 1 puerro, 1 nabo, 3 clavos, 3 granos de pimienta negra, 1 hoja de laurel, 2 cucharadas de perejil picado, 100 cc leche evaporada, 1 cucharada de maizena (opcional), 2 cucharaditas de mostaza Dijon, 400 gr champiñones.

 

Elaboración

Introduce la carne en una cazuela, cubre con el agua y ve calentando. Añade la sal, la pimienta, el clavo y el laurel. Pela, trocea las zanahorias y el nabo, y añade al guiso. Añade también el apio, lavado y troceado, y el perejil picado. Lleva a ebullición y ve espumando para retirar las impurezas que se vayan formando en la superficie (retirando con una espumadera), hasta que el caldo quede limpio.

En ese momento tapa la cazuela y deja cocer a fuego medio durante una hora como mínimo, o hasta que la carne empiece a estar muy tierna (depende del corte usado). Aparta entones, cuela el caldo y reserva. Tira la verdura y reserva la carne aparte.

Introduce la carne en una cazuela limpia. Cubre con parte del caldo reservado, lo justo para cubrir la carne (unos 500-600 cc. más o menos). El resto del caldo lo puedes guardar como fondo para una salsa o estofado, o incluso para una sopa.

Calienta la cazuela y añade los champiñones, limpios y troceados. Deja cocer unos 20 minutos a fuego medio y, ya casi al final, añade la mostaza y la leche evaporada. Ajusta de sal y sirve decorando con perejil picado.

blanqueta de ternera 2

Consejos, degustación

Si quieres que la salsa quede más espesa puedes añadir, cinco minutos antes del final, una o dos cucharadas de maizena, diluidas aparte en un poco del caldo caliente. Yo en realidad he usado como espesante un par de cucharadas de tapioca, pero el resultado es parecido.

También puedes añadir al guiso unas cebollitas peladas y otras verduras, a gusto (se añadirían junto con los champiñones, en la última cocción). Espero os guste esta versión bastante light de este clásico francés imprescindible, tristemente poco conocido en nuestro país,  la blanqueta de ternera.

Deje su comentario