Quería hablaros hoy de un establecimiento clásico de mi localidad, Benalmádena. En la Costa del Sol,  no muy lejos de la capital, se encuentra la Pescadería-Marisquería Los Mellizos, un mayorista de venta de pescado y marisco fresco que surte a muchos de los mejores restaurantes de la zona. Además, tras muchos años de dedicación a este negocio familiar, han ido abriendo distintos establecimientos de restauración donde se preparan los excelentes pescados de su lonja.  El que suelo visitar es la sede de Arroyo de la Miel, Pescadería-Marisquería Los Mellizos, donde la originalidad es que podemos tapear o almorzar en la misma pescadería, al pie de los mismos mostradores donde por la mañana se venden estos frutos del mar, tanto al público en general como a los restaurantes del entorno.

Hoy he acudido a comprar el atún de almadraba que usamos para nuestros cursos de sushi, que hemos pedido por encargo. También me he llevado unas buenas cabezas de rape para preparar nuestros caldos de pescado. Y ya de paso, nos hemos quedado a degustar alguno de sus platos. Hemos probado la fritura tradicional de pescado, bastante correcta, en su punto justo de fritura, y un rape a la plancha delicioso, muy fresco. Para próximas visitas, yendo con más tiempo, no quiero dejar de probar alguno de los arroces caldosos de la carta, que pintan bien. A la salida aprovechamos para hablar con Jose, nieto de los fundadores del negocio familiar, y que nos habla de los otros establecimientos que se han ido abriendo con el tiempo, el clásico Casa Juan de la Carihuela en Torremolinos, El Mero en el Puerto Deportivo de Benalmádena, el Saint Tropez en la Playa de Santa Ana de la misma localidad, y Los Mellizos, Málaga, nueva sede en calle Sancha de Lara, en pleno centro histórico.

Si quieres comprar pescado, lo mejor es acudir temprano a la lonja en calle Pacharán, en Arroyo de la Miel, una buena opción ya que no contamos con mercado municipal en nuestra localidad. Y si quieres tapear también tienen una buena barra con mesas altas donde degustar sus tapas y platos, siempre a base de pescado o marisco, claro. Me gusta que la cocina está a la vista, abierta al comedor, y a pesar de estar comiendo en medio de la pescadería, la limpieza es impecable, y no nos molestará el olor a pescado típico. Lo que echo de menos en la carta es una buena sopa de marisco para empezar la comida, o un sencillo caldo de pintarroja, por ejemplo, citando un plato malagueño. En todo caso, un lugar muy recomendable y de precios ajustados para la calidad que se nos ofrece.

Mañana probaremos el atún, nuestros alumnos de los talleres de sushi nos agradecerán este excelente lomo.

Web de Los Mellizos